La experiencia nos dice que si llevas adelante el plan de negocio en los términos e hipótesis indicadas, el primer año ya puedes tener amortizados los gastos iniciales de canon de entrada. Ten en mente que este es un modelo de franquicia de “autoempleo”. Y si nosotros hemos podido hacerlo, tu también puedes.